Jaula de humo

Últimamente no deseo que los acontecimientos queden fijados, como momias, como animales salvajes disecados, para siempre. No quiero que algo de mí quede preso en la escritura. Siento pavor, miedo, tristeza pero a la vez, y sobre todo, alivio y fascinación de que todo se esfume, de esfumarme yo y mi danza entre la muchedumbre de la gran ciudad. He considerado, en estos días, que lo que más distingue a la pequeña ciudad de la grande es ese fenómeno de aprender a perderse, perder, aniquilarse entre la multitud: comprobar la fragilidad de la identidad, ver cómo se desmorona cual ceniza, cómo se desvanece cual smog citadino, gris endeudada, aquella lejana ilusión construida, exigida por el otro y su razón.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Jaula de humo

  1. la mejor manera de perderse en la multitud es portar un abrigo gris y caminar y caminar y caminar hasta que la suela de tus zapatos permita que se formen abscesos en las plantas de tus pies… pero sobre todo: no mirar a los ojos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s