Alguna eternidad

Después de escuchar tanta oralidad mitológica, tantas historias sobre el encantamiento de las lagunas cercanas a los frailejones de la cordillera andina, donde la neblina distorsiona las visiones que, jamás serían espejismos ni alucinaciones, permiten encontrar puertas falsas cuyos márgenes temerariamente atravesados no otorgan ningún regreso.. después de escuchar tantas historietas sobre momoyes y reírnos o congraciarnos con ellas, nunca pensamos ni esperamos una nueva y lúcida certeza: del cielo alto, tras visitar los espacios sordos y enrocados de aquellas montañas mágicas, no se vuelve nunca igual. Desde allí no hay retorno eterno.

 

 

Eterno retorno

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Alguna eternidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s